DEPORTES

Salto
ecuestre

Ecuestres La disciplina de salto consiste en una sincronización basada en la capacidad del caballo y del jinete de saltar sobre una serie de obstáculos.

Es una combinación de coraje, control y habilidad técnica. La disciplina prueba la velocidad, potencia y control, mientras los caballos y jinetes intentan establecer un recorrido de aproximadamente 15 saltos sin ningún derribo o falta. El ganador es aquel binomio que comete menos faltas, en el menor tiempo posible.
El salto es una de las disciplinas ecuestres más populares en todo el mundo.

En la foto una jinete montando su caballo tras realizar un salto.

Historia del deporte

Los deportes ecuestres hicieron su debut en los primeros Juegos Panamericanos de 1951 en Buenos Aires. Han aparecido en todos los Juegos desde entonces. El deporte ecuestre cuenta con tres disciplinas, y hombres y mujeres compiten directamente unos contra otros. Además, este es el único deporte olímpico y panamericano en el que compiten juntos humanos y animales. Sus inicios datan de hace más de dos mil años, cuando los griegos empezaron a adiestrar a sus caballos para la guerra.

El salto ecuestre es la disciplina más joven del arte de montar. En el siglo XVIII, el Parlamento británico aprobó las “leyes de cercamiento”, lo que implicó que los terrenos privados fueran cercados y los jinetes debieran saltar las vallas para llegar a sus destinos.

En 1900, en el marco de la Exposición Universal de París, se incluyó durante los Juegos Olímpicos la primera competencia internacional de saltos ecuestres con tres pruebas individuales para jinetes: concurso de saltos, salto alto mixto y salto largo mixto.

Durante las siguientes décadas, el evento de salto fue dominado por los militares, pero con la mecanización del ejército los civiles pasaron a tener mayor protagonismo. Las mujeres hicieron su primera aparición olímpica en los Juegos de Estocolmo 1956.

En la foto una jinete montando su caballo tras realizar un salto.

¿Cómo se compite?

En esta disciplina el caballo y el jinete deben cruzar una pista de 15 obstáculos en el menor tiempo posible. Para esta competencia hay cuatro jueces que califican la velocidad con la que los binomios terminan el recorrido, además de sancionar faltas: saltarse o derribar un obstáculo, que el caballo rehúse a saltar, entre otras.

Los recorridos incluyen saltos de agua, barras dobles, triples y muros de piedra simulados, los cuales pueden tener una altura de 1,40 a 1,65 m. Al final, gana el jinete que haya tenido menos penalizaciones durante su recorrido, complete el recorrido en el menor tiempo o logre el mayor número de puntos. Esto dependerá del tipo de competencia que se realice.

Como este deporte es una disciplina muy especializada, se requiere de un caballo capaz y un jinete con una profunda formación ecuestre. Aunque el salto es lo básico, no es la única meta: la precisión en el salto y la velocidad de ejecución son también aspectos que debe superar el binomio. Si a ello se une la dificultad de la disposición de los obstáculos en la pista y lo acrobático del cabalgamiento de la especialidad, resulta muy entendible la popularidad que ha ganado el salto ecuestre.

Trivia

¿Cuál es una penalización en el salto ecuestre?

Ver aquí

Información a la comunidad

En la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Chile, ubicada en La Pintana, se encuentra la Escuela de Equitación de la casa de estudios. El espacio deportivo, donde puedes aprender y practicar equitación, funciona también como clínica equina. Allí se preocupan del cuidado y la mantención de los caballos. Esta escuela busca entregar a sus alumnos y a la comunidad conocimientos, habilidades y actitudes aptas para la práctica de equitación. En este lugar puedes aprender sobre cuidado y manejo del caballo, amansa natural y distintas disciplinas ecuestres como adiestramiento, salto, polo o rienda.

Volver a deportes