Por estos días, donde el deporte paralímpico ha dado muestras concretas de la importancia y el impacto que genera en el alto rendimiento, la experiencia de integrar desde la comunidad y en todas las dimensiones a los Para atletas.

En los objetivos del desarrollo sostenible de la ONU se plantea “Para que un programa se cumpla satisfactoriamente, es necesario establecer asociaciones inclusivas (a nivel mundial, regional, nacional y local) sobre principios y valores, así como sobre una visión y unos objetivos compartidos que se centren primero en las personas y el planeta.” (ONU).

La Corporación Santiago 2023, buscar dejar un legado inclusivo y sostenible que deje una huella del paso de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos, por Chile. Una forma de comenzar es utilizando los términos correctos, nos permiten reducir los malentendidos, borrar los conceptos erróneos y mejorar la comunicación.



De acuerdo a lo que establece el reglamento del Comité Paralímpico Internacional, en los Juegos Parapanamericanos existen tres tipos de discapacidades, las cuales se subdividen de acuerdo al grado.

1. Discapacidad Física: Este tipo de discapacidad se da cuando una persona tiene un estado físico que no le permite moverse con plena funcionalidad de su sistema motriz de manera permanente e irreversible.

En los Juegos se dividen en: limitación de potencia muscular; limitación en amplitud de movimiento pasivo; pérdida o discapacidad de alguna extremidad; diferencia en longitud de una pierna; baja estatura; hipertonía; ataxia y atetosis.

2. Discapacidad Visual: Esta se expresa en la alteración del sentido de la vista y puede ser total o parcial.

En los Juegos se dividen en: deficiencias de la estructura o los receptores del ojo, deficiencias del nervio óptico o de las vías visuales y deficiencias en la corteza visual.

3. Discapacidad Intelectual: Se define como “un impedimento que se caracteriza por la limitación significativa tanto del funcionamiento intelectual como de las conductas de adaptación que se reflejan en las habilidades adaptativas de índole conceptual, social y práctica”.

A diferencias de las anteriores, la deficiencia intelectual no tiene subdivisiones y sus criterios para competir son tener un coeficiente menor o igual a 75, limitaciones en destrezas regulares y que haya aparecido antes de los 18 años.

Te invitamos a ser parte del cambio y conocer más sobre los deportes Parapanamericanos en nuestras redes sociales y ser un agente de cambio comenzando al utilizar los términos correctos en tu día a día.
 

Más noticias