La chilena obtuvo un extraordinario resultado en el sudamericano de natación al vencer en los 1500 metros con mas de 20 segundos de ventaja. Y su mejor marca personal.

Buenos Aires le viene bien. Después de casi un año sin competir por la pandemia, la nadadora más exitosa en la historia de nuestro país arrasó en su prueba favorita, los 1500 metros, al imponerse con 16.06.78 “un tiempazo” según definió la propia Kristel.

“Esto me posiciona de nuevo dentro de las 10 mejores del mundo. Esto es muy positivo de aquí a Tokio. De verdad, estamos muy contentos. Este es un salto muy importante”, dijo Köbrich, quien superó a la local Delfina Pignatiello (16.25.08), la máxima figura de la natación argentina y actual campeona panamericana en la misma prueba en los Juegos de Lima 2019.

Kristel Köbrich logró su mejor marca. Una actuación descollante que se suma a la plata lograda ayer en los 800 metros libres, tras quedar a sólo una centésima de la misma Delfina Pignatiello.

“Yo no tengo 15 años. Yo trabajo, vivo, me apasiona esto. Y sigo anhelando competir por mi país, algo que me encanta. Sigo vibrando por esas cosas. Lo agradezco y me genera la misma motivación de siempre” había declarado Kristel el año pasado a www.tokio2020.org.

Palabras que reafirman más que nunca que, a los 35 años, la chilena que ya está en Tokio 2020 sigue empujando sus límites.

Más noticias


Proud Supporter

Institutional Partner