El seleccionado nacional de Básquetbol en silla de ruedas, quien también forma parte del directorio de Santiago 2023, está emocionado por la llegada de los Juegos Parapanamericanos a nuestro país, instancia donde busca visibilizar al movimiento paralímpico.

El deportista oriundo de la comuna de El Bosque forma parte del deporte paralímpico desde hace ya varios años. Es su experiencia y sus ideas lo que lo han llevado a ser el capitán de la selección chilena de básquetbol en silla de ruedas y el representante del Comité Paralímpico de Chile (COPACHI) en el directorio de Santiago 2023. 

Como jugador, tiene la fe puesta de que el seleccionado chileno pueda salir del medio de la tabla y demostrar que merecen estar dentro de los mejores de la misma. Por ello, es que él junto a sus compañeros, lo darán todo para mostrar el crecimiento que ha tenido el Básquetbol en silla de ruedas y sus jugadores en el país. 

Como miembro del directorio de la Corporación Santiago 2023, Sebastián reconoce que el evento significará mucho para el desarrollo del deporte en el país, en especial para el deporte paralímpico. Es por esto, que buscará aportar desde su experiencia y de las necesidades del movimiento paralímpico chileno, a organizar unos Juegos accesibles e inclusivos. 

¿Cómo ves tú la organización de los Juegos en Chile?

Estos Juegos van a ser el evento deportivo más grande que ha organizado Chile después del Mundial de Fútbol de 1962 y entender eso hace que las expectativas y la motivación sean gigantes. Para el desarrollo del deporte será súper importante, y para los deportistas chilenos, convencionales y paralímpicos, será muy significativo, ya que la gran mayoría suelen competir fuera del país, por lo que no siempre tienen el apoyo de la familia o de los amigos, no sienten esta localía que en el deporte es tan importante y para los Juegos va a ser esencial.

Por otro lado, la organización y realización de los Juegos dejarán un legado inmenso. Es fundamental que los niños y niñas puedan presenciar este tipo de eventos, para que crezcan con el deporte. De hecho, estamos viendo la forma de poder que los colegios puedan participar de las competencias. También está el tema de infraestructura, que a nosotros (paralímpicos) en especial nos va ayudar. Santiago 2023 es una oportunidad gigante y no sé si la vamos a volver a tener, por eso hay que aprovecharla. 

¿Cómo crees que puede aportar al desarrollo del movimiento paralímpico en el país?

Desde la mirada paralímpica, tener la posibilidad de mostrar los deportes, el desarrollo que hemos tenido en el último tiempo y que nuestra misma gente nos reconozca, creo que es una de las motivaciones más grande que tenemos. Por último, y a modo personal, creo que esta instancia va a ayudar a educar a las personas sobre el deporte paralímpico. Los Juegos son una posibilidad de explicar a la comunidad de que las personas con discapacidad también pueden ser deportistas de alto rendimiento, y de dar a conocer deportes que quizás ni se imaginaban que existían. Esas son algunas de las cosas que más me motivan a ser parte de Santiago 2023. 

¿Qué opinas del programa deportivo parapanamericano?

Estamos super emocionados con la cantidad de deportes que vamos a tener para los Juegos. La verdad es que nunca hubo mayor discusión sobre los 17 deportes y 18 disciplinas que van a estar presentes, porque siempre supimos que al menos 16 deportes iban a estar sí o sí. Estamos contentos con la cantidad de deportes que hay, y como representante del Comité Paralímpico, creo que tenemos representación en casi todos los deportes, así que estamos muy emocionados por la llegada de estos Juegos. 

¿Cuáles son tus expectativas respecto a Santiago 2023?

Tengo 37 años, y creo que puede ser mi último mega evento deportivo con la selección, así que de manera personal, esto me tiene super emocionado. Me he estado cuidando harto y he seguido entrenando para estar siempre preparado para la vuelta porque queda poquito. Tengo la mentalidad puesta en que el equipo pueda tener un buen papel en estos Juegos, porque hemos ido de menos a más y creemos que es la oportunidad de pegar el gran salto para estar dentro de los mejores de América. 

Esta vez queremos clasificar, porque la vez pasada no pudimos y también pasa por un tema de que el Básquetbol en silla de ruedas es un deporte muy popular en América y que tiene un buen nivel paralímpico. Así que estamos contentos y motivados de darlo todo en estos Juegos. 

¿Cuáles son los futuros desafíos?

Por parte de la Corporación, nosotros como personas con discapacidad y para el movimiento paralímpico hay algo súper importante que es el tema de la accesibilidad universal, y es algo que he tratado de poner harto énfasis. Nosotros no podemos darnos el lujo de equivocarnos en tema de accesibilidad en un mega evento de nivel mundial. Es super importante y un desafío bien grande, estar atentos que todos los recintos y espacios que vayamos a ocupar cuenten con accesibilidad para los deportistas y para el público asistente.Y también queremos que las plataformas de medios y canales de difusión sean accesibles.Tenemos que tener la capacidad de llegar a todos y todas. En este mismo sentido, queremos visibilizar a las personas con discapacidad y hacerlas partícipes de diferentes instancias con el fin de educar a la población sobre estos temas. 

 

Más noticias


Proud Supporter

Institutional Partner