Por primera vez la escalada estará presente en unos Juegos Panamericanos y la destacada especialista nacional buscará competir por una medalla de oro.

A los 7 años, Alejandra Contreras decidió celebrar su cumpleaños en un lugar donde se realizaba escalada y lo que partió como una simple celebración se convirtió en una de sus grandes pasiones. 

Hoy, a los 19, la joven chilena se ha convertido en una de las grandes exponentes del deporte en nuestro país y ha logrado conseguir varios títulos nacionales e internacionales, ya que en 2019 fue campeona Panamericana Juvenil de Escalada Deportiva y consiguió dos medallas de plata, una en el Mundial Juvenil de Escalada y otra en el Panamericano adulto, donde estuvo muy cerca de conseguir un cupo a los Juegos de Tokio 2020. 

La chilena mira con optimismo la inclusión de la escalada como deporte panamericano y espera dar lo mejor de sí en los próximos Juegos de Santiago 2023 para seguir sumando títulos y experiencias. 

¿Cómo recibes la noticia de que la escalada se incluyera como deporte panamericano?

¡Me parece súper! Creo que es una oportunidad única que el mayor evento deportivo que se hará en Chile incluya a la escalada. Creo que es súper importante para el deporte en sí, porque la escalada no es tan conocida como lo son por ejemplo la natación, y muchos otros, hasta los mismos escaladores, no tienen idea que el deporte es olímpico. Esta integración me parece que es importante para que el deporte se dé a conocer, y quienes ya lo conozcan, sepan también de la parte competitiva y se familiaricen un poco con el tema de los Juegos. La participación de la escalada en Santiago 2023 es una oportunidad única y se tiene que aprovechar al máximo. 

¿Cuáles son tus expectativas respecto a Santiago 2023?

Con todo lo que ha estado pasando con la pandemia y las restricciones, no estoy muy segura de qué va a pasar, porque también falta para ello. Estoy enfocada en lo positivo, sacando provecho a la situación y lo que quiero es conseguir un podio, y si fuera una medalla de oro sería ideal. Ya estoy con mi familia y mis entrenadores preparando el año que viene y el 2022, para llegar de la mejor manera a Santiago. Mi meta es alcanzar el podio y dar lo mejor de mí para alcanzar la medalla de oro. 

¿Cómo ves esta experiencia de competir en Chile,  en un evento tan grande?

Me parece que cambia completamente la experiencia, porque al estar compitiendo en casa es evidente que vas a recibir mayor apoyo del público. A mí me gusta que me animen cuando estoy compitiendo, creo que es una de las cosas cruciales en la competencia, me gusta sentirme apoyada y creo que Santiago será una experiencia única. Saber que estás en tu casa y puedes lograr un buen resultado para Chile en Chile, cambia totalmente todo, y estoy emocionada por eso. 

¿Qué no debe faltar en la puesta en escena de la escalada?

Al menos en mi deporte, no debe faltar un buen show, tiene que haber una buena competencia. Muchas veces, en algunos torneos, nos ha pasado que se enfocan en darle un buen espectáculo al público y al final, los competidores no la terminamos pasando bien. Por eso, creo que lo importante es centrarse en los competidores, en montar una buena competencia y que haya un buen nivel: el resultado será un buen espectáculo. 

¿Cuáles son tus futuros desafíos?

Por el momento, lo más cercano sería el Mundial de escalada en agosto del año entrante, y más a largo plazo, tengo como objetivo clasificar a los Juegos Olímpicos de París 2024, donde la escalada ya está confirmada como deporte. Una vez allí quiero lograr el sueño de estar en una final olímpica. 

Más noticias


Proud Supporter

Institutional Partner