La atleta del patín carrera es una de las deportistas más destacadas de nuestro país y ha logrado subirse al podio de los Juegos Panamericanos en sus últimas tres ediciones.

Luego de pasar cinco meses sin competir ni entrenar, María José Moya volvió a las pistas del patín carrera y demostró que sigue con el alto nivel competitivo que ha venido demostrando.. 

La atleta chilena viajó hasta Portugal hasta el 02 de diciembre, para competir en Biosfera Skate Roller, torneo en que se coronó campeona de los 100 metros carril.

A pesar de que esta fue su única competencia internacional en lo que va del año, Moya espera con ansias la llegada del 2021 para poder enfrentar sus futuros desafíos, sobre todo uno de los más esperado por ella: los Juegos Panamericanos de Santiago 2023.

¿Cuáles son tus objetivos para Santiago 2023?

Las expectativas siempre son revalidar las medallas anteriores. En Guadalajara 2011 saqué medalla de plata en los 300m Contrarreloj en Pista; en Toronto 2015 logré la medalla de bronce en los 200m Ruta; y en Lima 2019 la de oro en 300m Contrarreloj, así que la idea es volver a llegar al podio y soñar en grande para Santiago 2023.

¿Cuáles son tus expectativas del evento?

Confío en que va a ser un evento maravilloso, porque es la primera vez en la historia que vamos a tener unos Juegos Panamericanos en Chile y nosotros, los deportistas, lo vamos a disfrutar y vamos a entregar lo mejor de nosotros en el evento. También, es importante recalcar que Santiago 2023 nos va a dejar un legado súper importante a nivel país, ya que por una parte nos va a culturizar sobre deporte, que es lo que falta en Chile, y por otra nos van a dejar recintos de alto nivel. Además, los Juegos nos dejarán una Villa, que después va a aportar a la parte social, ya que muchas familias tendrán un hogar propio con estas viviendas sociales. 

¿Qué consideras que no debe faltar en Santiago 2023?

Las ganas de todos los chilenos de participar y alentar a los deportistas. Que llenemos los estadios, para que nos apoyen y nos conozcan. También considero importante empezar desde ya a promocionar Santiago 2023, así los chilenos conocen a sus mejores exponentes de cada disciplina. Por otro lado, hay que animar a los voluntarios, ya que cumplen un papel súper importante en nuestra imagen al estar participando codo a codo con los deportistas. Y obviamente hay que incentivar a los pequeños con el deporte, para que después de Santiago 2023 se traspasen los legados a las nuevas generaciones, como masificar el deporte a nivel social, país y cultural. 

¿Cuáles son los próximos desafíos de Pepa Moya?

En este momento nos estamos preparando siempre con el objetivo de Santiago 2023, pero a corto plazo vamos año a año. Toda la planificación de este 2020 va enfocada al próximo año, donde tendremos el Panamericano Específico a principios y el Campeonato Mundial en septiembre. Durante este último, tendremos que disputar la clasificación para los World Games, un equivalente de los Juegos Olímpicos para los deportes no olímpicos, y que se disputarán el 2022 en Estados Unidos. 

Así de a poco, “Pepa” se reintegra a las competencias y a los entrenamientos, con el fin de afrontar de la mejor manera posible las metas de los años entrantes y demostrar que la pandemia no ha dejado grandes secuelas en su desempeño deportivo.

Más noticias


Proud Supporter

Institutional Partner